Ley de Segunda Oportunidad – cómo funciona y cómo puedo acogerme a ella

Ley de Segunda Oportunidad – cómo funciona y cómo puedo acogerme a ella

Ley de Segunda Oportunidad – cómo funciona y cómo puedo acogerme a ella

Los autónomos o particulares que han llegado a una situación apremiante debido a no poder pagar sus deudas, tienen la posibilidad de acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad (LSO). Su propósito es establecer nuevas y más convenientes condiciones de pago con los acreedores para lograr la cancelación total de las deudas. Si no se llega a un acuerdo, existe la posibilidad de pedir la exoneración total de las deudas.

Este procedimiento judicial se encuentra regulado por la Ley 25/2015. Como tu abogado en Aluche, tenemos la firme creencia de que las segundas oportunidades les permiten a las personas empezar de cero y evitar cometer los mismos errores financieros que las llevaron encontrarse en apuros.

¿Cómo funciona la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad es una herramienta disponible para aquellas personas físicas que se han excedido en las deudas contraídas y no se encuentran en condiciones de hacerles frente. Existen dos caminos para aplicarla:

  • Acuerdo de pago
  • BEPI

El acuerdo de pago se realiza con el acreedor y lo que plantea es llegar a nuevas condiciones, tanto en la cantidad de lo adeudado como en la cantidad de entregas para cancelar la nueva deuda. En cambio, se pide el BEPI (Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho) cuando no se llega a un acuerdo porque el acreedor lo rechaza. Esta última medida se solicita con la ayuda de un abogado en Aluche y su finalidad es lograr la cancelación de la totalidad de la deuda.

Pasos previos a La Ley de Segunda Oportunidad

Es necesario que antes de acogerte a la LSO con la ayuda de tu abogado en Aluche, es obligatorio intentar un acuerdo extrajudicial con tus acreedores. En esta negociación, intentarás llegar a nuevas condiciones que se adapten a tu situación para poder así reintegrar el importe que debes.

Es recién cuando el intento de acuerdo falla que se recurre a la vía judicial para logar uno de los dos posibles resultados:

  • Cancelación de la deuda mediante un acuerdo estipulado por el juez
  • Exoneración de la deuda

¿Qué beneficios otorga la Ley de Segunda Oportunidad?

Ya seas un trabajador autónomo o un particular que se ha sobreendeudado, acogerte a la LSO te reportará los siguientes beneficios:

  • Solicitar financiación nuevamente
  • Recuperar el beneficio de tener tarjetas de crédito
  • Dejar de estar en las listas de morosos
  • Darnos una segunda oportunidad y comenzar una nueva vida

El beneficio por excelencia de la LSO es el poder cancelar las deudas a través del patrimonio con el que contamos en el presente o con aquel que obtendremos a futuro.

Requisitos para acogerse a la  Ley de Segunda Oportunidad

Para poder iniciar la solicitud de la Ley de Segunda Oportunidad, es necesario cumplir con los siguientes requisitos:

  • Carencia de patrimonio: deberá demostrarse que se carece de patrimonio, ya que de tenerlo, debería ser utilizado para cancelar las deudas pendientes. Por lo tanto, es necesario acreditar que no se cuenta con bienes o dinero de ningún tipo o, en su defecto, que este se ha liquidado.
  • Buena fe: quien solicite acogerse a esta ley deberá demostrar que ha actuado de buena fe. Esto implica no haber rechazado un trabajo recientemente, siempre y cuando este sea acorde a las capacidades del deudor. Por otra parte, el deudor no puede haber liquidado su patrimonio obrando de mala fe, es decir, para no pagar las deudas y solicitar que estas se le condonen.
  • Importe máximo de cinco millones de euros: la totalidad de las deudas no puede ser mayor a cinco millones de euros.

Una vez que solicitas acogerte a la LSO con el respaldo de tu abogado en Aluche, deberás proceder a ceder todos los activos y bienes, excepto aquellos que sean indispensables para llevar adelante la actividad profesional, si es que eres autónomo. Cuando el patrimonio se haya vendido, tu abogado en Aluche pedirá la cancelación o la condonación de la deuda.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad