Vecinos ruidosos

En muchas ocasiones nos hemos encontrado con casos de amigos, familiares o nosotros mismos en los que tenemos la mala suerte de encontrarnos con unos vecinos que son demasiado ruidosos. Nuestra primera recomendación es siempre intentar hablar con ellos y así evitar males mayores, pero hay ocasiones en las palabras no bastan y tenemos que llegar a la  denuncia para poder poner fin a el problema.

Para poder denunciar a esos vecinos ruidosos lo primero que tenemos que hacer es acreditar que la emisión sobrepasa los decibelios máximos permitidos según el horario ()diurno o nocturno) y para ello debemos proceder a una medición de ruidos, recomendablemente por un perito acreditado que le puede recomendar su abogado o bien llamando a la policía y solicitando que procedan a la medición de ruidos desde nuestro propio inmueble. Si se superan los decibelios permitidos, podemos poner una denuncia en Medio Ambiente.

Si la medición la hace la policía serán estos lo que procedan a abrir un expediente y eso podría derivar en una sanción económica para el vecino ruidoso.

Cada ayuntamiento y cada franja horaria tienen unos límites permitidos, es importante saber que límites están establecidos antes de proceder  poner una denuncia.

Antes de poner una denuncia, como hemos dicho antes, es recomendable hablar primero con ese vecino y si no cesa poner los hechos en conocimiento del presidente de la Comuidad de Propietarios.

Si el vecino molesto continúa con su actividad no haciendo caso a la petición del presidente, la Junta de Propietarios puede acordar, si se incluye en el orden del día de la reunión, iniciar procedimiento judicial contra el vecino que ocasiona los ruidos que perturban el correcto devenir de la Comunidad.

Para denunciar vecinos ruidosos debemos reunir todas las pruebas posibles de la actividad o actividades molestas que lleva a cabo el vecino.

Antes de denunciar a los vecinos ruidosos debemos contar con el asesoramiento experto de un abogado.

Los comentarios están deshabilitados.