Multas de Alcoholémia

Siempre es importante saber cuales son nuestros derechos en una prueba de alcoholemia. Es esencial el conocimiento para más adelante poder presentar los recursos y alegaciones pertinentes. Lo que está totalmente claro es que lo mejor para evitar un multa por exceso de alcohol es no beber cuando se coge el coche. Dar 0;0 en un control de alcoholemia siempre será el mejor de los recursos.

No obstante siempre puede darse el caso de que hemos dado positivo en un control de alcoholemia. Está claro que no es lo mismo beber una cerveza que cinco y también tenemos que tener en cuenta diferentes factores que pueden afecta, como los físicos o aquellos que afectan al organismo ya que tres cervezas en una persona pueden dar más efectos que en otra, una dar positivo y otra no.

Qué tipo de infracción administrativas hay si damos positiva:

  • Infracción administrativa muy grave: superar en 0,50 gramos de alcohol por litro de sangre o en 0,25 miligramos de alcohol por aire espirado. Con una multa de entre 300 y 600 euros y de 4 a 6 puntos de carné más retirada del mismo durante un mes.
  • Delito penal: superar la tasa de alcohol en 1,2 gramos por litro de sangre o en 0,60 miligramos por litro de aire espirado. (Penas de prisión de 6 a 12 meses o multa de 360 hasta 144.000 euros. Trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días. Retirada del carné entre uno y cuatro años). También puede considerarse delito penal sin superar esos 0,60 miligramos si el conductor se niega o resiste a realizar la prueba.

Se puede dar el caso de que se produzca un falso positivo y por este motivo el conductor siempre tiene derecho a solicitar una segunda prueba. El tiempo mínimo que debe transcurrir entre una prueba y otra es de 10 minutos. Si no se cumplen los 10 minutos la prueba no será valida. Es muy importante tenerlo en cuenta a la hora de recurrir.

si las dos pruebas son positivas los agentes procederán a emitir la sanción administrativa y si la cantidad implica delito se procederá a la detención del conductor y en los dos casos, el vehículo queda inmovilizado.

Si no estás de acuerdo con el resultado de la prueba,puedes solicitar con total libertad un análisis clínico, ya sea de orina o de sangre. En caso de ser negativo, la Jefatura Central de Tráfico asumirá los gastos de laboratorio, pero si es positivo es el conductor quien debe pagar dicho coste.

Recuerda:

  • El agente debe comunicarte en cada momento todos losprocedimientos que va a realizar.
  •  Antes de ser sometido a la prueba, deben informarte de todos tus derechos.
  • Puedes solicitar la documentación del etilómetro y el agente está obligado a mostrártela.
  • Tienes derecho a presentar alegaciones en caso de no estar de acuerdo con el procedimiento y/o con el resultado y solicitar el testimonio de un testigo en caso de que lo hubiera. Los oficiales están para aclararte cualquier duda sobre este proceso.
  • Cualquier incumplimiento de tus derechos puede ser utilizado como prueba ante un juez a la hora de recurrir una multa de alcoholemia.

Lo importante y más recomendable es que consultes con un abogado que te ayudará a llevar mejor todo el proceso.

Los comentarios están deshabilitados.